• Inicio
  • Blog
  • Alejandra Benítez: En este camino me he encontrado muchas caretas

Alejandra Benítez: En este camino me he encontrado muchas caretas

Llegando de China, tras una nueva competición y regresando a su base de concentración en Moscú, la atleta olímpica Alejandra Benítez accedió a conversar con el equipo de El Prospecto.net de forma exclusiva, vía telefónica, para hacer un paseo por su vida deportiva, política y personal.

Con un tono de voz cálido, sereno y paciente, Benítez conversó sobre la clasificación a sus cuartos Juegos Olímpicos, su preparación y el gran momento que vive a nivel de preparación física y mental para afrontar el momento deportivo que se le avecina, “ Nunca he parado, siempre he estado trabajando desde hace un tiempo, dando el paso a la clasificación y continuando rumbo a los juegos olímpicos, me encuentro en una base de entrenamiento en las afueras de Moscú, con la selección nacional rusa y parte de mi equipo y terminamos haciendo dos copas mundiales, y campeonatos panamericanos y acabamos de asistir a China y ahora tendremos una Copa Mundial en Moscú y de aquí salimos a Panamá al Campeonato Panamericano que también nos da puntos para el ranking mundial, luego seguimos en las concentraciones, Moscú y Alemania y posteriormente nos dirigiremos a Río dos semanas antes de los Juegos Olímpicos”, comentó la atleta de 36 años de edad.

Cada evento tiene su toque especial

A pesar que serán los cuartos Juegos Olímpicos en la vida deportiva de Alejandra Benítez, la esgrimista manifestó que siempre existe un toque especial para cada uno, así como también considera importante su presencia en Río, por el significado histórico que representa para ella como atleta de alto rendimiento, “El trabajo que hacemos no es sólo específico del esgrima sino también trabajo mental, tenemos un equipo multidisciplinario que se encarga del trabajo en todas esas áreas, realmente es una experiencia nueva, diferente, son mis cuartos juegos olímpicos pero siempre una competencia como esta tiene su toque” indicó Benítez.

“Cada evento tiene su toque especial, para mi Río es especial, me enteró que estoy en la historia del deporte como la única que ha clasificado en cuatro juegos olímpicos de la especialidad de sable femenino” manifestó la caraqueña.

Seguros en conseguir la clasificación

A pesar que mucho no daban por un nuevo ciclo positivo para Benítez, ella y su equipo siempre confiaron en su potencial, es por ello que a pesar de vivir momentos bajos y altos, nunca perdió la confianza en ella, “Desde un principio estábamos muy seguros que íbamos a obtener la clasificación, como todo, el camino no es fácil, hubo momentos buenos, momentos bajos, momentos altos, siempre confiamos, la duda nunca llegó a nosotros en que eso se iba a lograr, el paso era la clasificación, estábamos claros en que nuestro objetivo se iba a cumplir, uno de ellos que era estar allí, ahora vamos por el siguiente paso”, confesó Benítez.

Vida deportiva post ministerio

Tras un paso como ministra del deporte, Benítez tuvo el reto de regresar en un 100% al deporte de alto rendimiento, a pesar que nunca estuvo alejada por completo, tuvo que dar pasos fuertes para volver de la mejor forma posible, “Al dejar el ministerio viví una transición en lo que era nuevamente dedicarme al deporte en 100% a alto rendimiento, hubo pasos fuertes que dar, primero venía con un exceso de más de 12 kilos, yo nunca había tenido problemas con el peso, en el esgrima no se necesita peso, pero uno lo siente cuando te desplazas en la pista, eso fue uno de los grandes pasos, y la segunda, fue pensar y comenzar la opción a donde me iba a dirigir, que iba hacer y cuáles eran los objetivos inmediatos, al dar esos pasos, estuve clara en dar los pasos correctos, primero al inicio del ciclo olímpico siempre dije que no quería asistir a ninguno de los juegos, sino a los dos últimos eventos, que eran Panamericanos y Juegos Olímpicos, esto para darle paso a los que están detrás de mí se continuaran desarrollando, mis compañeras las más pequeñas, todo esto para prepararme para los eventos que si daban la clasificación. Comencé mi preparación, fui a Toronto, no se daba nada por Alejandra Benítez nosotros si estábamos claros en que podíamos a trabajar muy fuerte y lograr medallas y lo hicimos, el siguiente paso era clasificar a los Juegos Olímpicos”, contó serenamente Benítez.

En su mejor momento físico y mental

Para un atleta de alto rendimiento no hay nada mejor que encontrarse en su mejor momento físico y mental, algo que sin duda alguna ayudará en su desempeño deportivo, para Benítez ahora mismo es el momento, ese en el que sus condiciones se encuentran en el tope, “En estos momentos me encuentro en el tope de mis condiciones físicas, estábamos buscando bajar los doce kilos, ya lo conseguimos y lo superamos, las condiciones físicas y óptimas, el trabajo técnico, mental, táctico y el acompañamiento médico lo tenemos, y lo más importante es el apoyo de nuestra gente que lo tenemos y que creen que estamos haciendo un gran trabajo” comentó.

En un mundo de caretas

Uno de los elementos que siempre marcan la vida de las figuras públicas, es precisamente el entorno que te rodea y las intenciones buenas o malas que puedan existir, en un mundo en el que abundan las dobles caras y las caretas, la familia cumple un rol importante, ese de ser catalizador de momentos dulce y agrios, “Sin el apoyo de mi familia no estaría en donde estoy, mi mamá como primera cabeza visible la que me ha dado todo, mis principios de trabajo y de lucha, ella es mi base, es la que me sostiene tanto en los momentos de gloria para que no me vaya más arriba de donde me debo ir, así como en los momentos más duros para que me vuelva a levantar. En mi carrera a veces la gente no entiende que ser atleta es algo normal, es una vida en la que también estoy envuelta en la política, donde la gente señala, juzga, difama y si no sabes llevarlo es difícil, en este camino me he encontrado muchas caretas, he visto muchos rostros ya más claros, rostros que son depredadores, rostros que son unos monstros, lo que hacen es acabar con el ser humano, acabar con la gente, y bueno allí siempre ha estado el apoyo incondicional de la familia, de los amigos, de la gente que te quiere, es un agradecimiento especial, ellos son los que te motivan y permiten que tu sigas dando pasos”, confesó la ex ministra del deporte.

La magia de representar a un país

Con una responsabilidad grande a cuestas, con el sueño de enarbolar esa bandera que representa a más de 30 millones de venezolanos, Alejandra Benítez manifestó sentirse como antes, con una entrega total por su deporte y con la magia de representar al país, “Ahorita me siento mucho más tranquila por estar dedicada 100% a mi deporte, y ese es el objetivo país que son ir a unos Juegos Olímpicos y bueno de verdad que a pesar que no me alejo de las redes sociales, que no me alejo del trabajo social, siento que la entrega es como antes, que era a mi deporte, y a la magia de representar un país” indicó Benítez.

¿Y después de Río? ¿Qué?

Para la sablista no existe de momento la palabra retiro, inclusive está enfocada en asistir a los juegos, disfrutar y cumplir su participación, e inclusive continuar con su trabajo apasionante a través de la Fundación Alejandra Benítez, “Después de Río quiero dar ese paso, el 8 de agosto en la noche, estaré muy feliz de lo que se logre y después de allí Alejandra seguirá luchando, trabajando a lo mejor seguirá entrenando un rato más, no quiero ponerme una etiqueta en la frente que diga voy a hacer tal y tal cosa dentro del deporte, sólo Dios sabrá lo que me depara el destino en los próximos años, cosas que quería lograr llegaron antes de tiempo a lo mejor, ahora estoy trabajando mucho con mi fundación, con esa búsqueda y entrega que los niños y jóvenes puedan ver el deporte como una herramienta y salida de esos momentos de ocio, eso es a lo que me he dedicado en los últimos años, me encanta esa labor social que he hecho, con los niños, jóvenes, entrenadores, clubes que apoyamos, y bueno hay mucha gente dispuesta a colaborar siempre, hay mucha motivación en esa gente cuando nos ve llegar a los clubes a dar charlas de motivación y es algo que seguiré haciendo, yo soy odontóloga, tengo trabajo, tengo mis proyectos de acondicionamiento físico, hay muchas cosas que puedo hacer, paso a paso, a lo mejor muchas cosas que la gente quisiera escuchar sobre la dirigencia deportiva de mi parte ahorita no tengo ningún proyecto en la dirigencia deportiva, tengo absoluta entrega a la fundación, a los niños, a los jóvenes y las comunidades, creo que a veces nos enfocamos en ser los jefes, en el que manda, y nos olvidamos en las bases que es a donde tenemos que llegar realmente, para comenzar el desarrollo, para llevar más cultura deportiva a nuestra gente y así podemos ayudar a que la sociedad crezca”, culminó Benítez.

Por lo pronto, todos los venezolanos disfrutarán de una de los tres atletas que tendrán su cuarta participación olímpica en Río, posteriormente a esto, tal y como lo define Benítez, sólo Dios sabrá su destino, no obstante sus intenciones y proyectos sociales pueden adelantar lo que seguramente es algo predestinado a hacer, ese de tender la mano a los niños y jóvenes con el firme propósito de hacer que la sociedad crezca y que de la mano del deporte esta pueda estar alejada los flagelos que tanto la atentan.

La frase

“No voy a marcar estos juegos como los últimos, ni como mi retiro, primero voy a dar el paso, voy a ir, asistir y a darlo todo, lucharlos y después de ellos podremos decir que será lo que pasará con mi carrera deportiva.”

Autor: Hely Rodriguez / @helydanielvzla
Fuente: www.elprospecto.net